Enera
“Las proyecciones laborales que marcarán la siguiente década"


2016-07-13 00:00:00

 

Si bien el 2024 se ve como una fecha muy lejana, de alguna manera brinda una cuota de esperanza a quienes pertenecen a la industria, como también a los jóvenes que están actualmente estudiando carreras mineras o que ya están egresados.

“El 2015 fue un año especialmente complejo para la industria. El bajo precio de los commodities obligó al sector a hacer una serie de ajustes para reducir los costos y asegurar la rentabilidad de sus operaciones. Para determinar la magnitud del ajuste y cómo ha afectado este proceso en las dotaciones, este estudio de Fuerza Laboral incorporó algunas preguntas sobre el downsizing en la industria, con interesantes conclusiones que nos permiten entender mejor el comportamiento del sector en estos períodos. Lo antes mencionado también ayuda a explicar una de las principales conclusiones del estudio (demanda de trabajadores). Aun cuando el sector está hoy viviendo una contracción fuerte en términos de capital humano, se espera que esta tendencia se revierta hacia el 2018”, menciona en el estudio el presidente del Consejo Minero, Joaquín Villarino.

Para los proyectos que realizarán las grandes compañías mineras, tales como Teck, Antofagasta Minerals, BHP Billiton y Codelco, los perfiles más demandados se mantienen iguales al estudio anterior, entre éstos: mantenedor mecánico, operador de equipos móviles, operador de equipos fijos, mantenedor eléctrico, supervisor de mantenimiento, entre otros, que están mencionados en el gráfico. Mientras, los que generan menor demanda son los profesionales universitarios del área de extracción o vinculados a la exploración y desarrollo (geología de producción).

El estudio Fuerza Laboral en la Gran Minería, menciona que a estas brechas cuantitativas hay que agregar nuevas demandas que están siendo actualmente requeridas por las áreas de recursos humanos de las empresas mineras y proveedoras. Entre ellas, se encuentra la necesidad que genera la incorporación de más de 20 mil trabajadores a las empresas estudiadas producto de la rotación laboral en el último año; el re entrenamiento producto de la incorporación de tecnologías a los procesos, las referidas a la incorporación de nuevas generaciones de trabajadores y el aumento de proporción femenina en la fuerza laboral minera que desde el 2014 al 2015 sólo varió de un 7,3% a un 7,5%, lo que aún sigue representando un desafío para la industria.

CONVERSEMOS
>